InvestigaciónJudicialNacionalReportajesTitular

Esta tarde la Comisión votará acusación constitucional contra el ministro Montes

Terminada la ronda de audiencias, la instancia votará esta misma tarde su recomendación, no vinculante, sobre si aprobar o rechazar el libelo.

La etapa de exposiciones culminó hoy con las exposiciones de los abogados Luis Valentín Ferrada, exdiputado de Renovación Nacional, y Gonzalo García Pino, exintegrante del Tribunal Constitucional, quienes coincidieron en que el libelo carece de fundamentos para destituir a Montes.

“Yo creo que el ministro actúa de una forma muy responsable, y es que el ministro viaja a Antofagasta con un equipo de su ministerio y lleva todas las carpetas de antecedentes para colocarlas en poder del Ministerio Público. Entonces, yo pienso que no se reúnen los requisitos, de ninguna manera, en este caso”, comentó Ferrada ante los diputados. 

“Esta es la primera acusación constitucional después de dos fracasos constituyentes. La desconstitucionalización que han producido algunas acusaciones constitucionales supone reivindicar el sentido de norma que tiene actualmente la Constitución. Eso supone ser extraordinariamente precisos en el estándar constitucional de las acusaciones y en el procedimiento que permita un estándar válido para el futuro“, opinó García. 

El diputado Cristian Labbé (UDI), integrante de la comisión, se cuestionó sobre qué herramienta podría tener la Cámara Baja respecto de una situación como la que está atravesando Montes.

“Entonces, ¿cuáles son las omisiones que un ministro tiene que hacer para poder ser acusado constitucionalmente? ¿Qué herramientas tenemos los parlamentarios si no es una acusación constitucional? Este no es un juicio jurídico penal; esta es una Cámara de Diputados en donde básicamente estamos haciendo un juicio político”, reflexionó el legislador.

“Hay algunos parlamentarios que han dicho acá que está mal compaginado, que se citaron códigos equivocados del Código Penal. Puede ser. Eso lo veremos en consecuencia”, agregó.

La acusación contiene cinco capítulos, en los que se acusa al titular del Minvu de faltas a la probidad; no hacer valer las leyes, además de la responsabilidad política por faltas al control jerárquico en el caso de Democracia Viva, el más bullado del escándalo de los convenios que ha implicado principalmente a Seremis del ramo respecto a transferencias de platas públicas hacia fundaciones.

Desde el entorno del ministro anticipan que la defensa deducirá la cuestión previa, para alegar cuestiones de forma de la acusación, pues observan que se basa en el principio de responsabilidad objetiva, pese a que este tipo de procesos se funda en la responsabilidad subjetiva, es decir, en este caso el grado de diligencia del titular en sus acciones.

Related Articles

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Back to top button