Arte y CulturaculturaEducaciónTitular

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE EL CENSO?

A partir del primer censo oficial de 1813 , se va construyendo el concepto de chilenidad y territorio nacional. El Censo fue y continuará siendo una de las principales herramientas de identidad nacional.

A casi doscientos años de que Chile se constituyera como una República, resulta indispensable detenerse y mirar cómo se ha ido construyendo nuestra historia, la historia de las personas y de las instituciones, la historia de la vida cotidiana y de la vida política.


Desde los albores de la República, hubo una preocupación sistemática por realizar censos de población. Se entendió que, en la medida en que los habitantes se reconocieran como chilenos y chilenas, se podría desarrollar el proyecto de Nación que todos soñaban. Este proyecto requería, también, de la conformación de un Estado laico, con representación política y ciudadanos con derechos y deberes, tal como quedó establecido en la institucionalidad que se fue creando.


Ya en 1813 se hizo el primer recuento de población, iniciando el Estado una metodología de trabajo que permitió ir construyendo un relato histórico respecto de cuántos somos, quiénes somos, dónde y cómo vivimos los chilenos y chilenas. Con el Decreto Supremo número 18 del 27 de marzo de 1843 se estableció la creación de la Oficina de Estadística, dependiente del Ministerio del Interior, que tendría la
responsabilidad de sistematizar las estadísticas de la Nación. Posteriormente, se promulgó la Ley de Censos y se estableció la periodicidad de diez años para la realización cada censo nacional.

El INE forma parte de la historia de Chile: nace en la Independencia y se fortalece junto a la República, contando con notables personalidades de nuestro país que han trabajado en esta institución. A partir del primer censo oficial de 1813, se va construyendo el concepto
de chilenidad y territorio nacional.

PRIMERAS EXPERIENCIAS DE CENSO OFICIAL EN CHILE
Más allá de una tendencia entre las otras colonias pertenecientes a la Corona Española, los censos en nuestro país han obedecido a la necesidad de conocernos y reconocernos diferentes, con una situación propia capaz de distinguirse de la metrópoli, las otras colonias y del Virreinato del Perú.


Al entrar a las postrimerías del siglo XVIII, se identifican las primeras encuestas oficiales de población, encargadas y organizadas desde la institucionalidad política, durante un período que podríamos denominar de padrones o pseudo censos.


Si bien desde la Gobernación y Capitanía General de Chile, los gobernadores Jáuregui y O’Higgins serán los precursores de la ejecución de estos sistemas de manera más estructurada -dejando
testimonio concreto de una obra coordinada con eficiencia- existen referencias a empadronamientos anteriores enmarcados en las conocidas Relaciones Geográficas. Éstas son una compilación de cuestionarios ejecutados en todas las colonias españolas hispano-americanas, durante el período colonial.

A fines del siglo XVIII estas Relaciones tuvieron un avance significativo, tanto en la ejecución como en el resultado, obteniendo una visión cercana a lo que pudo ser la realidad de esta época.

Related Articles

Back to top button