PalestinaTitular

PALESTINA: LA TIERRA REGADA CON SANGRE.

María Elena Andonie Araque, Periodista U.C. / Piensa Prensa

Ufff…tirito entera…mi corazón bombea, bombea, bombea…mis venas se engrosan… un mar de
lágrimas atascadas en mi garganta…el cerebro a punto de explotar. Tengo fiebre, mucha
fiebre…mi cuerpo tambalea…pierdo el equilibrio…me ahogo…me ahogo… no puedo respirar.
¿Delirio? ¿Alucinación? ¿Espejismo? ¿Quimera? ¿Un sueño? No, no…No puede ser. No puede ser
real. Es ficción.
Quiero despertar de la más terrorífica de las pesadillas de mi vida. Y no puedo. Trato, trato y no
puedo despertar. Veo decenas de tanques, lanzando bombas. Bombazo…otro bombazo…otro y
otro. Fósforo blanco, que quema la piel. Me da sed. Mucha sed. Agua! Agua! Por favor agua! No
llega. Me deshidrato completamente. Caigo muerta entre cientos de cadáveres. Nooo!!
Horror…horror!
Y despierto. Se atochan en mis ojos las imágenes más cruentas que he visto en mi vida.
Veo a Gaza en ruina. Me parapeto de los bombazos, que no cesan ni un minuto. Entre las ruinas,
no doy crédito a lo que estoy viendo: cientos de cadáveres de niños. Sí… niños!! Muchos de ellos
triturados. Además. cuerpos de mujeres, hombres, ancianos…muchos descuartizados. Los perros
comiéndose la carroña. Sangre… mucha sangre.


Veo a centenares de personas huyendo, arrancando desesperados, sin tener donde. Algunos con
sus hijos, vivos o muertos, en brazos…los padres aullando. Alaridos por todos lados. Nubes
gigantes de humo por los ataques a hospitales, ambulancias, escuelas, edificios etcétera. Los
muertos en hospitales, muchos bebés, por la falta de suministro de agua …de combustible,
Comienzo a desfallecer…Me desangro. Muero en vida.


Pero no. Mi consciencia me dice que no puedo. …que mi deber moral es contar la historia. La más
cruenta y horrorosa historia de mi vida.


¿Qué más desgarrador que presenciar un genocidio? ¿Un exterminio…una aniquilación sistemática
y deliberada con el pueblo palestino?


Es muy grave constatar que toda la televisión y medios de comunicación hablan de una “guerra”. Y
repiten guerra…guerra. Es lo que penetra en el inconsciente colectivo. Falso de falsedad absoluta.
Porque ¿Dónde está el ejército contrario combatiendo contra Israel? ¿Dónde están los tanques y
todo el armamento de guerra disparando hacia Israel? Esto es, a todas luces, un canallesco ataque
mortal, una masacre ejecutada por los sionistas contra los palestinos desarmados en la Franja de
Gaza. Matar, matar, matar. En especial miles de miles de niños y niñas y también miles de mujeres
embarazadas, hombres, mujeres, ancianos, periodistas, trabajadores de la ONU en la más absoluta
indefensión,
Varios testimonios de sobrevivientes han declarado: “Es mejor estar muerto que vivo” “Esto es el
infierno en la tierra”.


El sadismo y depravación del gobierno sionista de Netanyahu, llegó al punto del corte de
suministro de agua…Sí… leyó bien: AGUA. Además, del suministro de electricidad, de alimentos, de
medicamentos. Todo de todo para la vida. En el bombardeado principal hospital de Gaza de Al
Shifa, han cavado una fosa común para colocar entre 120 y 180 cadáveres en descomposición,
incluyendo bebés prematuros, desconectados de las incubadoras por la falta de electricidad. El
hospital carece de alimentos, agua, electricidad. “Médicos sin fronteras” describió la situación de
Al Shifa como “inhumana” en redes sociales. El Doctor noruego, Mads Gilbert ( desde 1970, ha trabajado intermitentemente en hospitales palestinos), constata que han tenido que hacer
funcionar, entre comillas, los generadores con aceite de cocina ¡! Señala textualmente: “Shifa
debió cerrar la unidad de esterilización. Tuvieron que cerrar las máquinas de extracción de
oxígeno…el sistema de aire acondicionado, que mantiene los cadáveres en la morgue. Y continúa.
“todo esto está hecho con intención. Todo pre planeado por el gobierno de Israel y sus fuerzas
militares, A las llamadas FDI Fuerzas de Defensa Israelí, les cambio el nombre como FAI, Fuerzas de
Ataque Israelí”.

El doctor Gilbert confirma sin dubitación “todo esto es un ataque contra el pueblo
palestino. Contra su Derecho a existir, su derecho a vivir en su propia tierra. Su derecho más
básico a ser tratados como Humanos” Y sigue. “cuando no tienes AGUA para que vivan tus
hijos…cuando no tienes PAN, para alimentar a las mujeres embarazadas…los hombres, ancianos,
los niños . A todos! Es porque Israel tiene un gobernante sádico que quiere infligir tanto dolor y
sufrimiento como sea posible a toda la población. Y espeta “Esta NO es una GUERRA entre Hamas
e Israel. No es una guerra de defensa de Israel. Esto es un ataque total contra el pueblo palestino y
su mínimo Derecho a vivir como Humanos, en su propia tierra…es un ataque fascista. Un brutal
“castigo colectivo” a todos los palestinos. Gilbert finaliza haciendo un desgarrador llamado:
¡¡CESE AL FUEGO INMEDIATO Y DURADERO!!¡¡DETENGAN EL BOMBARDEO!! ¡¡DETENGAN A
ISRAEL!! ¡DETENGAN A ESTADOS UNIDOS!!


A pesar, que mientras escribo este artículo, Netanyahu hizo una”tregua”, dando “permiso” para
una entrada de “ayuda humanitaria” a Gaza. ¿Habría que agradecerle a Netanyahu? La población
de palestina, que va quedando, van a comer y tomar agua tranquilos, con el terror impregnado en
sus cuerpos y almas? Más aún, sabiendo que después de la tregua, igual pueden ellos y/o sus hijos
ser asesinados? Si en Gaza el ejército israelí mata un niño cada 10 minutos? (France 24)
Padres desangrados por sus hijos pulverizados, van a celebrar, este gran beneplácito del gobierno
sionista? Las miles de familias descuartizadas, van a recibir contentos esta ayuda si están todos
muertos? ¿Quién puede estar feliz en Gaza?
Por favor! Cualquier persona con un mínimo de sentido común, se da cuenta del “show
mediático”. La propaganda sionista, con el fin de que los veamos como seres muy generosos y así
cambiar su tan deteriorada imagen a nivel mundial.
Y el intercambio de rehenes de Hamas, contra la liberación de prisioneros palestinos en Israel, es
solo un acuerdo premeditado entre Hamas y Netanyahu, para que la opinión pública crea que son
verdaderos humanos. Que el conflicto ha cesado. Que todos los países cómplices de esta
barbarie: comenzando por Estados Unidos –eterno aliado de Israel-, muchos países de Europa,
incluyendo la mayoría de los países árabes, se queden con la consciencia tranquila. Que ya no
existen los crímenes de guerra. Que el gobierno sionista fascista de Netanyahu es muy solidario y
dadivoso con el pueblo palestino.
Entonces me pregunto con estupor:
¿Qué más desgarrador que presenciar un genocidio?
¿Qué más horroroso que ver una tierra regada con sangre?

María Elena Andonie Araque
Periodista U.C.

Related Articles

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Back to top button