DDHHInvestigaciónTitular

Reporteros Sin Fronteras revela investigación sobre la muerte del reportero Reuters, Issam Abdallah

Reporteros sin fronteras

Reporteros sin Fronteras (RSF) presenta una reconstrucción en vídeo de la tragedia que se saldó con la muerte de un periodista y varios heridos. Las conclusiones iniciales de la investigación establecen que los reporteros no fueron víctimas colaterales del tiroteo. Uno de sus vehículos, marcado como “prensa”, fue atacado y también fue evidente la calidad de los periodistas del grupo estacionado junto a él.

¿Qué pasó en la frontera entre Israel y Líbano el viernes 13 de octubre cuando un bombardeo le costó la vida al periodista de Reuters Issam Abdallah? Dos ataques de diferentes intensidades, con un intervalo de unos treinta segundos, impactaron en el lugar exacto donde se encontraban siete periodistas. Se habían instalado en esta zona para cubrir los intercambios de disparos entre las fuerzas de Hezbollah y el ejército israelí. El primer ataque mató al fotoperiodista de Reuters Issam Abdallah e hirió gravemente a la corresponsal de la Agencia France-Presse AFP ) Christina Assi, mientras que el segundo hizo estallar el vehículo de Al Jazeera en las inmediaciones, hiriendo a varios de sus colegas. 

Cuestionado por varios testimonios, el ejército israelí declaró inmediatamente “lo siento” y que estaba en proceso de realizar “verificaciones” . Una semana después de los hechos, RSF reconstruye lo que pudo haber ocurrido entre las 16.45 horas, hora de las primeras imágenes recogidas, y alrededor de las 18.00 horas, hora de la muerte de Issam Abdallah, de 37 años, en Alma el-Chaab, en Líbano del Sur. Las fuentes incluyen vídeos filmados en el momento de la tragedia y análisis balísticos encargados por RSF. 

En este momento, la investigación de RSF nos permite concluir que: 

  • Dos ataques de diferente intensidad, separados por 37 a 38 segundos, impactaron el viernes 13 de octubre, alrededor de las 18:00 horas, en el lugar donde un grupo de siete periodistas se encontraba desde hacía más de una hora. El primero mató al fotoperiodista de Reuters Issam Abdallah, según sus colegas presentes a su lado. 
  • El segundo impacto, de mayor potencia, con una carga de más de 3 kg de peso equivalente a TNT según los conocimientos balísticos de RSF, encendió el vehículo de Al Jazeera, un Toyota blanco, cerca del cual se encontraba el periodista, hiriendo a los periodistas de Al Jazeera Carmen Joukhadar Elie Brakhya y su colega de la AFP Dylan Collins . El impacto movió el vehículo en un ángulo de aproximadamente 90 grados desde su posición inicial.  
  • Según el análisis balístico realizado por RSF, la zona de donde provinieron los disparos se encuentra al este de donde fueron atacados el grupo de periodistas y sus vehículos, donde se encuentra la frontera con Israel.
  • La existencia de dos ataques en el mismo lugar en un espacio de tiempo tan corto (un poco más de 30 segundos), procedentes de la misma dirección, indica claramente que se había apuntado con precisión.
  • Es poco probable que los periodistas fueran confundidos con combatientes, sobre todo porque no se comportaron de manera disimulada: para obtener un campo de visión claro, habían estado al aire libre durante más de una hora, en la altura de un colina. Llevaban cascos y chalecos antibalas con el logo de “prensa”. Su coche también fue identificado como “de prensa” gracias a una marca en el techo, según testigos. 
  • Alrededor de las 16:45 horas, uno de los periodistas de Al Jazeera , entrevistado en el vídeo, vio un helicóptero israelí sobrevolando la zona y pudo localizar a los periodistas. Por tanto, los periodistas fueron identificados en la zona por algunas de las fuerzas presentes, antes del bombardeo.
  • Un helicóptero Apache israelí sobrevoló el lugar unos segundos antes de la tragedia, según Edmond Sassine, periodista de la cadena de televisión libanesa LBCI , apostado a unos cien metros de sus colegas de Reuters Al Jazeera y la AFP .
  • Cinco días antes, el 9 de octubre, los periodistas de Al Jazeera sufrieron un ataque similar en el pueblo de Dhayra, en el sur del Líbano: según sus testimonios, un helicóptero los sobrevoló antes de que un misil cayera junto a su coche -del mismo modelo que el de el atentado del 13 de octubre – mostrando también la palabra “prensa”. 

RSF continúa la investigación.

Related Articles

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

NO DEJES DE LEER
Close
Back to top button