Chilena con cáncer terminal se encuentra varada en Perú. Piden ayuda

Comparte en:

Chilena con cáncer terminal se encuentra imposibilitada de retornar a Chile por Cancelación de vuelos, por protestas en el vecino país: Perdió la hora reservada para realizarse una cirugía.  Han reagendado los viajes tres veces.

Belén Alvarado programó un viaje junto a su marido con destino a la ciudad peruana de Cusco el 8 de diciembre. Si bien la crisis política desatada en el país vecino el día anterior podría haber puesto en peligro sus planes, decidió seguir adelante con el viaje.

Con un pasaje de retorno para el 12 de diciembre, la dentista chilena emprendió rumbo para conocer las Ruinas de Machu Picchu, antes que su enfermedad le impidiera realizar el esfuerzo físico que requiere conocer una de las siete maravillas del mundo.

En su itinerario, todo estaba calzando bien para cumplir con una importante cita: El jueves 15 la profesional tenía una cirugía reservada producto del cáncer en etapa IV. Lamentablemente, las protestas generadas tras la salida de Pedro Castillo del gobierno impidió que retorne a Chile en la fecha presupuestada teniendo con ello que cancelar su intervención.

“La idea de venir era para tener unas vacaciones de cinco días antes de mi operación. Ésta iba a ser la segunda en el pulmón. Ya que no sé cuáles serán las condiciones en las que voy a quedar y si voy a poder hacer este tipo de paseo que tiene una exigencia física”, relata Belén

Días de crisis

Inicialmente, el día de regreso, la aerolínea le confirmó que su vuelo estaba programado. Primero debía embarcarse en Cusco, realizar una escala en Lima y luego retornar a Santiago, pero un incidente en el aeropuerto de Arequipa hizo suspender todos los viajes y cerrar el terminal completo.

La odontóloga intentó encontrar empatía en el personal del aeropuerto para lograr un cupo en el avión que salía antes del suyo. Mostró la documentación para probar que tiene una enfermedad, pero no logró conseguir su cometido. De haberlo hecho, hoy estaría preparándose para su intervención.

Junto a su esposo estuvieron a escasos minutos de abordar el avión, aunque un llamado por alto parlante truncó la posibilidad de volver a Chile.

“El día 12 de diciembre, antes de ir al aeropuerto se comenzaron a reunir manifestantes cerca de la Plaza de Armas de Cusco. Fue complicado llegar, pero lo logramos. Ahí nos dijeron que el vuelo estaba confirmado, pasamos aduana y entramos a la sala de embarque. Había un vuelo que salía media hora antes y le expliqué mi situación para intentar cambiar, pero me dijeron que no me preocupara porque el vuelo saldría a Lima”, detalla.

Las indicaciones de los trabajadores hicieron que se relajara e incluso le dio tiempo para tomar fotos de la pantalla donde se confirmaba la realización de su vuelo.

“Me dijeron no te preocupes, tu vuelo va a salir. El otro embarcó, pero de un minuto a otro se nos informa de manera parcial que debíamos salir de aeropuerto. Estaba todo lleno de militares y policías. Tuvimos que salir por una puerta y no había ningún counter disponible. La indicación era que reprogramáramos vía call center”, recuerda.

Cerca de las 21:30 horas tuvo que buscar un alojamiento, porque la aerolínea se desentendió de los gastos con la excusa de ser un evento por contingencia. Junto con ello, no habían taxis disponibles debido al gran número de manifestantes apostados en las calles de Cusco.

La travesía por retornar a Chile

Desde ese momento han reagendado los viajes tres veces y Latam emitió un comunicado en el que se señala que hasta el jueves el aeropuerto de Arequipa y Cusco permanecerán cerrados: “Este cierre, que continuará hasta el viernes 16 de diciembre para el Aeropuerto de Arequipa; y hasta el jueves 15 de diciembre para el Aeropuerto de Cusco, nos ha obligado a cancelar nuestra operación desde y hacia estas ciudades, de momento”.

Si bien logró agendar un vuelo para el viernes en la noche, la falta de información y certezas mantienen al matrimonio en vilo.

Por Melanie Cereceda /CHV