Ucrania ordena la retirada de sus tropas ante los avances de Rusia en Lugansk

A Ukrainian serviceman smokes at a position on the front line with Russia-backed separatists near the settlement of Troitske in the Lugansk region on February 22, 2022, a day after Russia recognised east Ukraine's separatist republics and ordered the Russian army to send troops there as "peacekeepers". - The recognition of Donetsk and Lugansk rebel republics effectively buries the fragile peace process regulating the conflict in eastern Ukraine, known as the Minsk accords. Russian President recognised the rebels despite the West repeatedly warning him not to and threatening Moscow with a massive sanctions response. (Photo by Anatolii STEPANOV / AFP)

Comparte en:

Las fuerzas ucranianas en Severodonetsk se retiran de uno de los enclaves estratégicos. Los soldados rusos han destruido  el 90% de la ciudad, según Ucrania, que ha perdido varios enclaves del Donbás.

Las autoridades de Ucrania han ordenado la retirada este viernes a sus fuerzas de la localidad de Severodonetsk, situada en la provincia de Lugansk, en el este del país. Este enclave ha sido uno de los principales epicentros de los combates durante los últimos días, ante el avance de las tropas rusas en la zona. 

“Las Fuerzas Armadas saldrán de Severodonetsk. Nuestros defensores ya han recibido la orden”, ha indicado el jefe de la Administración Regional de Lugansk, Serhiy Haidai, que ha apuntado que las fuerzas rusas “casi han destruido” la ciudad, según ha recogido la agencia ucraniana de noticias Ukrinform.”La infraestructura crítica ha sido destruida, el 90% de la ciudad ha sufrido daños”, ha detallado, al tiempo que ha incidido en que “el 80% de los edificios residenciales tendrán que ser demolidos, dado que no pueden ser restaurados”. 

Por otra parte, ha reconocido en un mensaje publicado en su cuenta oficial en la red social Facebook que las fuerzas rusas se han hecho con el control de la localidad de Nikolaevka, situada en la zona, mientras que ha acusado a Rusia de llevar a cabo bombardeos contra las ciudades de Lisichansk y Borivske”.

Estos avances de las tropas rusas llegan un día después de que las autoridades ucranianas confirmaran que habían perdido el control de Loskutivka y Ray-Oleksandrivka, también en los alrededores de Severodonetsk, uno de los principales objetivos de la ofensiva de Moscú en la región del Donbás.