Corte Suprema falla a favor de trabajador a honorario. Empleador (Conicyt) deberá pagar 140 millones de pesos. Sentencia crea un precedente

Comparte en:

El trabajador Rafael Espinoza realizó “autodespedido” por vulneraciones graves a sus derechos laborales.

La ANID (Agencia Nacional de Investigación y desarrollo) Del ministerio de ciencia y tecnología deberá cancelar pagos retroactivo de salud y cotizaciones, además de indemnizaciones.

Fallo: “La relación que mantuvo por años con la demandada fue de carácter estrictamente laboral, prestando servicios personales de carácter permanente, remunerados por la demandada como contraprestación y bajo en evidente vínculo subordinación y dependencia. Comenzó a prestar servicios el 25 de abril de 2013 hasta la fecha de su auto despido el 18 de febrero de 2019.


Durante todo este periodo de manera permanente e ininterrumpida prestó servicios para la demandada en el programa Capital Humano Avanzado realizando labores de: coordinar actividades del Plan Estratégico; contraparte técnica; elaborar requerimientos para el desarrollo del sistema de postulación en
línea; coordinar mejoras en la plataforma; elaborar insumos para el proceso de postulación; preparar informes de postulación; construcción y gestión de base de datos de postulación; desarrollar y gestionar los contenidos del centro de ayuda para postulantes; alimentaria actualizar los contenidos del sitio web; coordinar y desarrollar insumos; etc.


Pese a lo anterior formalmente se encontraba contratado como “colaborador a honorarios”, al amparo del artículo 11 del Estatuto Administrativo pero jamás realizó labores de carácter accidental o que no sean habituales de la institución sino, por el contrario, actividades propias, ordinarias y habituales del
servicio.


Afirma que de acuerdo con lo previsto en el artículo siete del código del trabajo debe presumirse la relación jurídico laboral cuando se cumplen con los elementos establecidos en la misma norma lo que significa que el contrato de trabajo que hace lugar a la relación jurídico laboral es de carácter consensual y aunque no se haya escriturado el empleador se obliga en los mismos términos cumpliéndose los requisitos de la citada norma, esto es, una prestación de servicios personales por parte del trabajador, una contraprestación en dinero por parte del empleador y la relación la ejecución de los servicios bajo subordinación y dependencia.


Ejecutó diariamente una prestación de servicios personales a favor de la demandada siempre bajo subordinación y dependencia, siendo indicios de ellos que debía asistir diariamente a una dependencia específica, en este caso el edificio de CONICYT de Moneda 1375, Santiago, cumpliendo una jornada de 45
horas semanales, de lunes a viernes, marcando reloj control, en su entrada y salida, realizar los servicios establecidos en el convenio y otras labores encomendadas directamente para el empleador, siempre fue fiscalizado y evaluado, contaba con un correo institucional y una credencial de identificación, así como con liquidaciones de sueldo ininterrumpida desde que entró a prestar servicios.

Se declara que entre las partes existió una relación de naturaleza laboral entre el 25 de abril de 2013 y el 18 de febrero de 2019, con una remuneración mensual a su término.

El despido indirecto de la demandante se ajusta a derecho pero que no ha podido producir sus efectos por lo que se condena a la CONICYT a pagarle de las todas las prestaciones, que suman los 140 millones de pesos.”

El funcionario Rafael Espinoza autodespedido de la ANID, mantuvo durante todo el proceso el respaldo y apoyo jurídico del sindicato de trabajadores a honorarios de la agencia, SINCOH, quienes sufrieron por parte de Aisen Etcheverry, directora ejecutiva de la ANID, distintos acosos laborales por no considerarlos con fuero, sufriendo las consecuencias de las represalias su presidenta sindical quien fue despedida por la autoridad.


Pese a los hostigamientos y presiones por las distintas demandas ingresadas por el Sindicato, la primera de ellas resulto favorable para el trabajador autodespedido por vulneraciones graves a sus derechos laborales.

Juan Carlos Espinosa, abogado de Rafael señala que: “Con este fallo se hizo historia y justicia. Se sentó una jurisprudencia sustantiva para el futuro de los honorarios en la Agencia Nacional de Investigación y desarrollo, porque por una parte se declaró la relación laboral y por otro se dio una clara señal de que el camino no es el traspaso a contrata sino el reconocimiento de los años de servicio, el Estado está tomando un camino peligroso a propósito del dictamen de la contraloría que aconseja el traspaso a contrata del personal a honorarios, porque no se está haciendo haciendo cargo de los años de servicio e indemnizaciones asociadas que van a generar una deuda histórica en la administración pública.” finalizó

En este sentido la abogada, Magíster en derecho laboral y Seguridad Social, experta en tema laboral, Cecilia Toro, señala que: “el abuso mal acostumbrado hacia los trabajadores a honorarios del Estado debe parar de una buena vez y, obligar a los trabajadores a honorarios a traspasarse a contrata no es una alternativa digna y justa. Durante décadas han sido precarizados por el Estado, ni el ejecutivo ni el legislativo han querido hacerse cargo de la serie de injusticias y abusos en materia de derechos laborales de este sector de trabajadores. Con esta sentencia marcamos una importante jurisprudencia para poner fin a la precarización laboral” finalizó Toro.

Cecilia Toro, abogada, Magíster en derecho laboral y Seguridad Social, cursando su segundo Magíster en Derecho Público, y directora ejecutiva de Eficacialegal.cl