“Derecho a una vida libre de violencia de género”, aprobado y estará en la nueva constitución.

Comparte en:

por Fernanda Rojas (La Fer Feminista) /Periodista/

La violencia contra las mujeres está presente desde la infancia en un continuo en nuestras vidas, no sólo en las relaciones familiares, sino en todos los espacios que transitamos. Muchas veces cuesta identificarla, ya que ha estado por siglos naturalizada en la sociedad y en la cultura. A veces no tenemos palabras para nombrarla.” @MujeresRed

Voy directo al punto, y les invito a recordar los siguientes ingratos casos mediáticos de violencia de género, en contra de mujeres:

Nicolás López, acusado por abuso sexual reiterado en contra de dos mujeres. También tiene denuncia por violación, aún no termina el proceso. 26/04/2022. En los casos de violencia sexual, generalmente, hay más víctimas que no denuncian por temor. Una de cada tres mujeres, según la ONU, ha sufrido de violencia sexual una vez en su vida.

Caso Carabineros. 68 denuncias hechas por torturas y abusos sexuales, cometidos por funcionarias y funcionarios de Carabineros en contra de detenidas/os, en un año y medio. En proporción, según datos recogidos, las víctimas son en un 60% mujeres. 27/04/2022, La Red TV.

Una mujer estuvo presa desde 2019 en la Comuna de Tomé, porque luego de 16 años de ser víctima de maltratos, un acto de autodefensa de la mujer, terminó con la muerte de su cónyuge. 28/04/2022. Hoy, 30 de abril fue absuelta. Las feministas confiamos en que se comprobaría que actuó en defensa propia. ¡Nunca más solas!

En Puerto Montt, una mujer es quemada por un hombre. La victima finalmente muere. 15/04/2022.

En Chile este año, se registran 13 femicidios, a la fecha. En 2021 se registraron 55 femicidios, mujeres asesinadas por agresores conocidos y desconocidos. Fuente @MujeresRed

Colegio Lastarria. Estudiantes, mujeres adolescentes de dicho establecimiento, denuncian que son víctimas de acoso, intimidación y amenazas de carácter sexual, por parte de compañeros que les robaron fotos desde sus teléfonos. 01/04/2022.

Estos son casos de violencia sexual y física en contra de mujeres, que se dieron a conocer públicamente por la prensa y redes sociales, ahora, en abril.

También hemos visto, en este tiempo cercano, situaciones donde han sido agredidas verbal, psicológica o emocionalmente mujeres en espacios públicos. Casos que deben ser considerados como hechos de violencia, pues, existen diferentes tipos de violencia de género, estudiados, definidos y son: violencia estructural -violencia sexual- violencia física- violencia psicológica- violencia emocional- violencia económica.

La violencia, además, puede ser racista, como le sucede lamentablemente a mujeres convencionales de pueblos indígenas. Una gran mayoría lo condenamos. Las constituyentes de escaños reservados son frecuentemente ofendidas, directa y abiertamente en el plenario por el grupo de partidos políticos de derecha. Sin embargo, ellas responden con la dignidad y sabiduría que les caracteriza. Esta situación viene repitiéndose desde el inicio de este proceso. Esto no debiera ocurrir y debe ser corregido y sancionado por la comisión de ética de la convención. No más racismo.

Otro caso reciente que, si bien parece menor, no lo es, porque, además se da en un contexto de poder asimétrico, es decir, una de las partes o un grupo está en una posición de poder y autoridad, en cambio la afectada no. Tal es el caso de la mujer, joven y periodista de un diario, que vivió una situación de violencia psicológica y emocional al ser ridiculizada por autoridades frente a todo el país, además de recibir posteriormente, una fuerte presión mediática y por redes sociales. Esto podría haberle pasado a un hombre, y sería igual de criticable. Sin embargo, aquí cabe mencionar este caso porque fue en contra de una mujer.

También es por todas y todos conocida la violencia psicológica y emocional que ha experimentado una mujer, autoridad ministerial, quien ha recibido amenazas, insultos, mofas por medios de comunicación y redes sociales más de una vez. Las circunstancias, su actuar, no la hacen responsable de sufrir violencia. Esto se explica muy bien en la performance de Las Tesis, “Un Violador en tu Camino”.

La violencia patriarcal, machista y misógina está instalada en nuestro país, no hay duda. Pero esta conducta no solo es desde el género masculino hacia el género femenino. También hay mujeres que tienen una actitud violenta hacia otras mujeres siguiendo las conductas del patriarcado, o del machismo.

Pueden decirnos que las mujeres feministas somos sensibles a todos esos tipos de proceder y lo confirmo. El haber vivido violencias desde pequeñas, nos hizo tomar conciencia, estar alertas, atentas y defendernos.

Es un compromiso adquirido por las feministas, que no nos quedaremos más calladas -si tocan a una nos tocan a todas-.  Si presenciamos o sabemos de una mujer, persona de la comunidad LGBTIQ+, jóvenes, niñeces, adultas/os mayores, con discapacidad o con condiciones especiales, que sufre o es víctima de algún tipo de violencia, entendiendo que el acoso y el abuso entran en este marco, nos alertaremos y lo gritaremos.

Con todo, las feministas vamos siempre por la No violencia. Denunciar, enrostrar, mostrar un abuso, un delito, no es violencia, es justicia. Por esto las feministas, las mujeres, como todas los diversidades y disidencias sexogenéricas, que sabemos y entendemos que es la violencia de género, celebramos que haya sido aprobado por la Convención Constitucional el Artículo 3: “Derecho a una vida libre de violencia de género. Esto significará un gran avance social y cultural, que esperamos genere cambios estructurales. Así sea, y

podamos vivir seguras. Y parafraseando a las jóvenes estudiantes del Colegio Lastarria, podamos decir: que el haber nacido mujeres no sea un castigo.  Un llamado que jamás debiera ser gritado por una mujer y menos por una niña o adolescente.

Un abrazo,

La Fer Feminista

¡FIRME Y CONVENCIDA, APRUEBO DE SALIDA!

Artículo 3: “Derecho a una vida libre de violencia de género. El Estado garantiza y promueve el derecho de las mujeres, niñas, diversidades y disidencias sexogenéricas a una vida libre de violencia de género en todas sus manifestaciones, tanto en el ámbito público como privado, sea que provenga de particulares, instituciones o agentes del Estado.

El Estado deberá adoptar las medidas necesarias para erradicar todo tipo de violencia de género y los patrones socioculturales que la posibilitan, actuando con la debida diligencia para prevenir, investigar y sancionar dicha violencia, así como brindar atención, protección y reparación integral a las víctimas, considerando especialmente las situaciones de vulnerabilidad en que puedan hallarse.”

Por Fernanda Rojas