El cineasta Pablo Roldan nos presenta el corto de ciencia ficción A.D.A.M.

Comparte en:

Por León Castillo/Piensa Prensa

El ultimo trabajo del cineasta chileno Patricio Roldan López, es un cortometraje de llamado A.D.A.M, corto de ciencia ficción que esta protagonizado por Alejandra Araya, Silvia Nova y Osvaldo Rossi en los roles principales. “Es un cortometraje que habla sobre una analogía sobre la tecnología, sobre la tecnología, y como ésta puede ser un gran aliado del ser humano, pero también en alguna medida se transforma en una especie control, casi esclavitud hasta cierta medida porque somos un esclavos” señala el cineasta

La historia trata sobre una detective que tiene un androide, como todo los detectives de esa época donde esta situado el corto y ella sufre un crimen y esta buscando venganza y el androide es como el que se encarga de que ella no caiga finalmente en esta venganza desatada y ahí hay varias analogías: el uso del poder y el uso de la fuerza desmedida.

En cuanto a la trayectoria de esta película: “Nos ha ido super bien, tenemos 53 elecciones en el mundo y 13 premios, incluido mejor director en un festival de Hollywood en el mítico teatro chino, que para mi, fue una cosa de otro mundo. Ahí ganamos mejor director”.

“Cuando uno tiene que contar una historia en tan poquito tiempo, bueno una de las “reglas” del cine es que tu tiene que hacer que todas las escenas, incluso hasta cada plano, sea un aporte y sea una herramienta para ir conformando la historia, para ir contando la historia del personaje principal que en este caso en Joyce que esta interpretada por Alejandra Araya.

Yo no tengo productora, mi trabajo ha sido siempre autogestionado tuve algún intento de hacer algo, en una productora, hace algunos años pero, no progreso. Para este caso en particular de ADAM, tuvimos la oportunidad de que hubo una persona que es Cristian Arellano que confió en el proyecto e invierto algo de dinero”. Finalizo Roldan

“Hacer cine en Chile es complicado” Película completa AQUÍ

En un futuro tecnologizado, la seguridad social depende de los A.D.A.M., androides de avanzada tecnología utilizados por la policía. En la República de Chile, la joven detective Joyce Nova cumple con sus funciones en un delgado horizonte entre la ley, la moral y su particular visión de la justicia: luego de haber sufrido en carne propia un horrendo crimen y de que el criminal haya sido protegido por el poder político de turno, su idealización de un mundo justo se ha tornado oscura y puntual. Lo más parecido a la justicia y al castigo de los criminales, para Joyce, será la venganza. Acompañada en todo momento por su Autómata Dedicado de Asistencia Multifuncional, o A.D.A.M., el rutinario trabajo de impartir y hacer cumplir la ley se volverá una pesada carga. El autómata A.D.A.M., gracias a sus extraordinarios avances tecnológicos, descubrirá los identificadores de inestabilidad de su compañera, haciéndole ver que su juicio como agente de la ley está comprometido.

Tendrá así A.D.A.M. ante su mirada analítica un cálculo de probabilidades que, al igual que a Joyce, lo conducirá a la frontera, al horizonte de la ley: aquél espacio grisáceo donde, al parecer, se pierde la automatización y se gana la autonomía, la sensación de “Ser”. ¿Atravesará A.D.A.M. el umbral de su programación por Joyce o, tal vez, por que la justicia así lo demanda?