Defensoría De La Niñez sobre situación de migración en Colchane

Comparte en:

Defensoría De La Niñez: “Como Defensoría de la Niñez nos estamos percatando, obviamente con preocupación, que una vez más las decisiones que adopta el Ministerio del Interior en relación con el tema de la migración, terminan no solo no teniendo un impacto sino que generando más problemas que soluciones a los habitantes de la zona norte del país y también a las propias autoridades.

Hemos tomado conocimiento que la Dirección Regional de Migraciones no tiene instrucciones claras respecto de los procesos de reconducción, la Policía de Investigaciones tampoco tiene parámetros de actuación en relación con esto respecto de niños, niñas y adolescentes. Tanto es así que ni siquiera tienen presupuesto ni posibilidades de entregar agua o insumos elementales básicos para las personas que están deambulando en estas condiciones.

La verdad es que es un tema gravísimo que demuestra que la decisión que ha adoptado el Ministerio del Interior no está surtiendo efecto, no solo desde el punto de vista de la desprotección de las fronteras, sino que tampoco desde el punto de vista de la acción humanitaria respecto de los migrantes, que es una obligación para el Estado de Chile conforme a los estándares internacionales de Derechos Humanos.

Como Defensoría de la Niñez con nuestra sede en la región de Arica ya estamos en contacto con el Poder Judicial, con quienes vamos a realizar una misión de observación, pero lo cierto es que esta situación reviste la máxima gravedad y no se comprende por el Poder Ejecutivo, específicamente por el Ministerio del interior y Seguridad Pública, que este tema no se resuelve con militares, no se resuelve necesariamente de esa forma, sino que tienen que abordarse desde una perspectiva mucho más multidimensional donde se comprenda que esta es una situación humanitaria que debe ser entendida en ese contexto y por lo tanto resuelta desde esa perspectiva.

Por lo tanto esperamos que eso de una vez se comprenda, que las autoridades locales sean escuchadas por el nivel central, y que en definitiva la situación de los migrantes particularmente de los niños, niñas y adolescentes, que son especialmente vulnerables en esta condición sea abordada conforme a las exigencias que sus Derechos Humanos imponen”.